VIH/sida en el mundo

VIH/sida en el mundo

Una de las principales crisis sanitarias actuales

Desde que a principios de los años 80 se diagnosticaron los primeros casos en EE. UU., se estima que 78 millones de personas han sido infectadas por el virus y 39 millones han muerto a causa del sida o enfermedades relacionadas. Actualmente hay 36,9 millones de casos en el mundo, según ONUSIDA.

Cada año se incrementa el número de personas que viven con el VIH. Este dato tiene una doble lectura: por un lado es positivo, porque significa que cada vez más personas tienen acceso a los tratamientos antirretrovirales, pero también es negativo, ya que implica que la pandemia de VIH/sida se expande día a día.

Grandes avances que no detienen el aumento de nuevas infecciones

La llegada de la triple terapia antirretroviral, a mediados de los años 90, supuso el paso de una enfermedad mortal a una infección crónica. Sin embargo, a pesar de los enormes progresos alcanzados, el VIH continúa superando todos los esfuerzos globales para la prevención y el control de nuevas infecciones.

La cantidad de personas que contraen el virus cada año sigue siendo muy preocupante: 2 millones de personas infectadas en 2014, de las que 220 000 eran niños. El VIH mata a 1,2 millones de personas cada año.

Problema de salud global

El 80 % de las personas que viven con el virus se concentran en 20 países: Sudáfrica, Nigeria, India, Zimbabue, Mozambique, República Unida de Tanzania, Uganda, Kenia, Estados Unidos, Rusia, Zambia, Malaui, China, Brasil, Etiopía, Indonesia, Camerún, Costa de Marfil, Tailandia y República Democrática del Congo.

Aun así, el VIH/sida continúa siendo un problema de salud global, y en algunas regiones como Asia y Pacífico y Oriente Medio y Norte de África ha incrementado el número de nuevas infecciones y/o muertes en los últimos años.

En España se han notificado un total de 34 690 nuevos diagnósticos desde 2003. Aunque la tasa de personas infectadas se ha reducido sensiblemente desde 2008 (de 12,38 personas por cada 100 000 habitantes a una estimada de 9,34 en 2014), la cifra es superior a la media de la UE, de 5,9 por cada 100 000 habitantes.

Más esperanza de vida, pero no para todos

Hoy en día, una persona infectada por el VIH y con acceso al tratamiento puede tener una esperanza de vida similar a la de alguien no infectado, pero los fármacos tienen un coste elevado y una toxicidad a largo plazo.

En 2015, ONUSIDA anunció que se había alcanzado la cifra de 15 millones de personas en tratamiento en el mundo. Esto significa que aún hay 22 millones para los que la infección por el VIH supone una condena a muerte, principalmente en los países de ingresos reducidos.

Por estos motivos, la investigación para mejorar los tratamientos actuales y hallar una estrategia de erradicación definitiva representa uno de los mayores retos científicos y económicos a los que la comunidad científica se ha enfrentado nunca.

link

Suscríbete a la newsletter

Back to Top
Irsi Caixa

Impulsado por:

Obra Social - Fundació 'La Caixa' Generalitat de Catalunya - Departament de Salut

Con la colaboración de: