IrsiCaixa descubre un nuevo mecanismo de resistencia del VIH a los fármacos inhibidores de proteasa

Más noticias Noticias
17/06/2020

IrsiCaixa descubre un nuevo mecanismo de resistencia del VIH a los fármacos inhibidores de proteasa

Un estudio publicado en la revista Journal of Antimicrobial Chemotherapy identifica mutaciones en el gen Gag del VIH capaces de generar por sí solas resistencia a los inhibidores de la proteasa con potenciador

Un estudio liderado por IrsiCaixa y que cuenta con la colaboración del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol descubre mutaciones en el gen Gag capaces de generar por si solas resistencia a los inhibidores de la proteasa, una familia de medicamentos contra el VIH. Los investigadores han analizado un total de 520 pacientes 9 de los cuales, a pesar de tomar el tratamiento correctamente, les había incrementado la cantidad de virus en la sangre. Los resultados, publicados hoy en la revista Journal of Antimicrobial Chemotherapy, son claves para poder detectar de manera precisa y personalizada si los inhibidores de proteasa están dejando de funcionar correctamente.

Los fármacos estudiados bloquean la proteasa, una enzima indispensable para que el VIH se pueda multiplicar, y en muchos de los casos se administran juntamente con otro compuesto que actúa como  potenciador, permitiendo que el fármaco se metabolice mejor en el cuerpo y haga su función. Este tipo de terapias se administran cuando se requiere reducir los efectos secundarios y el número de comprimidos administrados en las terapias combinadas, y también como alternativa a los pacientes que no responden al tratamiento inicial. “Aunque estas terapias potenciadas son muy eficaces, hay un pequeño porcentaje de pacientes que al cabo de un tiempo no responden correctamente y no entendemos porqué”, explica Julia García-Prado, investigadora principal en IrsiCaixa, directora científica del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP) y líder del estudio. “La sorpresa fue que cuando estudiamos los virus de estos pacientes no detectamos mutaciones de resistencia en el gen de la proteasa, que es lo más clásico y lo esperable en un inicio. Había algo que no veíamos y que podría complicar las decisiones terapéuticas posteriores”, añade.


Mutaciones en el gen Gag

Para poder descubrir qué está causando las resistencias a los inhibidores de proteasa con un potenciador, los investigadores de IrsiCaixa y el Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol han hecho el seguimiento de 520 personas con VIH tratadas con este tipo de fármacos. De estos, 9 casos mostraron una subida de la cantidad de virus en la sangre, una señal de que el tratamiento no está funcionando bien.

Mediante el estudio de los virus de estos 9 pacientes, los investigadores han identificado mutaciones en el gen Gag del virus y han demostrado por primera vez que por sí solas son suficientes para conferir resistencia al darunavir, un tipo de fármaco inhibidor de proteasa. “A veces lo que ocurre es que los virus acumulan muchas mutaciones y eso les genera problemas para  multiplicarse, pero en este caso vimos que a pesar de las mutaciones en el gen Gag, los virus replicaban correctamente”, detalla Óscar Blanch-Lombarte, investigador de IrsiCaixa y primer autor del artículo. “Uno de los virus había dejado de ser susceptible al tratamiento y pudimos identificar dos mutaciones causantes de esa resistencia”, detalla Blanch-Lombarte.


Tratamientos personalizados

La importancia de conocer las mutaciones de resistencia de los virus para poder dar el tratamiento adecuado al paciente es ampliamente conocida. “Este tipo de estudios personalizados ayudaría a tomar decisiones clínicas, como qué tratamiento le funcionaría mejor al paciente o que resistencias podría generar. Nuestro estudio demuestra que si detectamos mutaciones en Gag, los virus pueden llegar a ser resistentes a los inhibidores de proteasa potenciados, como el darunavir/ritonavir, y que por tanto, habría que administrar al paciente otra familia de fármacos”, remarca García-Prado.

Esto puede ser de especial importancia en los países en los que los inhibidores de proteasa se usan como tratamientos de segunda línea y en los que no hay tantas alternativas terapéuticas.

Suscríbete a la newsletter

Back to Top
Irsi Caixa

Impulsado por:

Fundación 'La Caixa' Generalitat de Catalunya - Departament de Salut

 

HR Excellence in Research

Miembro de:

Cerca

Con la colaboración de: